Visitantes

miércoles, 25 de marzo de 2020

A long hard spanking (vídeo)



Hace mucho que no subo un vídeo, así que aprovecho para compartir este.

Soy consciente que no va a gustar a todo el mundo, como cualquier entrada que publico, tampoco es algo que pretenda. 
La escena de este vídeo es un poco dura, es una azotaina subida un poco más de tono de lo normal, es lo que tiene el spanking, que las zurras las hay para todos los gustos. 

A la chica la tiene que doler (aunque sea actriz) y no digo que no, si os fijáis la va doliendo poco a poco aunque casi desde el principio porque es intensa desde el minuto 1. Y sobre todo rompe a llorar cuando la da en la parte baja de los glúteos, en los muslos, ahí duele más que en el culo y más cuando éste ya está rojo. Aún así y sacando mi parte fría y calculadora, para los que les duele viendo estas imágenes pensar que no dejan de ser actores y la chica hace muy bien su papel porque la llantina parece real, hasta diría que lo es y que la duele de verdad. Y que además la tiene que gustar, sí, sino no estaría ahí y la pagan por ello es su trabajo, como otro cualquiera... 

Del vídeo destaco, la ropa colegiala de la chica, sus braguitas blancas, la regañina del spanker, y si os fijáis hay un primer plano de su llanto, ¿Y eso por qué? porque a muchos les gusta y les pone verlxs así, llorando, y porque la chica sabe llorar... es buena actriz, lo digo en serio. Y por supuesto la postura otk mi favorita y también me gusta que a ambos se les ve la cara.

La parte que no me gusta es que es un vídeo de una productora, de hecho la actriz en otros vídeos hace de spanker. y que no dejan de ser actores y eso es algo que pierde la magia y la esencia de lo que para mí significa el spanking. Aún así no sé porqué pero tiene algo que me gusta... no sé... tiene su punto.

miércoles, 18 de marzo de 2020

Esperando el castigo...



Me encontré esta imagen por el face y no he podido evitar dedicarle una entrada a ese detalle que tanto me gusta... 
ese esperar, a ese momento antes del castigo donde sólo respiras y procuras estar serena y en calma para no huir de lo que te espera.
Está claro que es algo que te gusta sino no vivirías estas experiencias pero no quita para que tu cuerpo y tu mente digan que no cuando estás a punto de recibirlo, sí, sé que puede parecer una contradicción, lo sé... pero... también existen, por lo menos en mi mundo.
Ya hablaré de ellas en otra entrada.

Estar sentada como está la chica y tapándose la cara y con los pantalones bajados, sobre todo eso, con los pantalones bajados, resulta muy estimulante para la vista, o por lo menos a mis ojos sí.
La sensación de vergüenza para mí es mayor estando enseñando el culo y en esta imagen aunque no lo enseña, sí que se ve sin necesidad de verlo.
A veces lo metafórico supera lo literal, en este caso para mí resulta más excitante...  
Si estuviera sentada con los pantalones subidos, no me diría nada la foto, pero así... ufffff ¿no os pasa igual?

Hay ciertas imágenes que lo dicen todo sin enseñar nada... No digo que ver un culo rojo o una cara seria no me ponga, sí y mucho. 

Cada imagen interesante merece su lugar y ésta sin duda lo merece también, por lo menos para mí, tanto que le estoy dedicando este post. Jajaaa

Hay momentos para todo, situaciones explicitas que lo dicen todo, aunque en esta fotografía por el contrario se muestra lo que no se ve, permite al espectador a que vuele con su imaginación y viva una escena mentalmente o da ideas para poder llevarlo a cabo. 

También se puede percibir que aunque no muestra nada, a la vez lo está enseñando todo...
Es algo que sólo lo podemos ver y apreciar las personas que estamos metidas en el mundo del spanking...

Y por supuesto el castigo dependerá del comportamiento que hayas tenido, con lo cual te puedes hacer una idea de cómo terminará tu culo y sabiendo además que dentro de un rato no te podrás sentar a gusto, así que aprovéchalo ahora que puedes antes de que llegue... 
Y estando la chica con la cara tapada, da pie a que la ha liado pero bien liada, eso, o también que está roja como un tomate y prefiere taparse la cara porque la puede el pudor. 

Esta imagen a mi no me ha pasado tal cual se muestra, cuando me ha tocado esperar hasta ahora ha sido estando de pie y mirando la pared...
Unas veces con los pantalones subidos y otras con ellos bajados, o con un vestido y con las bragas a la altura de las rodillas...
Unas veces enseñando el culo y otras no...

Esperar el castigo es una parte del juego tan emocionante como las otras que lo componen. Son esos momentos previos a, que te hacen mojarte sin tocarte, son instantes mágicos que te hacen vivir el momento presente sí o sí. Es una meditación en toda regla porque estás aquí y ahora con tu respiración, sintiendo que en breve estarás boca abajo sobre las rodillas de tu hombre (o mujer) y que tu culo comenzará a protestar con la sintonía del plas plas...

Ufffff cierra los ojos y disfruta...

miércoles, 11 de marzo de 2020

Monogamia o Poliamor...



¿Porqué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? 
(título que da nombre a una película española de Manuel Gómez Pereira del 93)

Cuando te estás iniciando en el Bdsm o en el spanking es importante tener claro tu etiqueta, el rol con el que te identificas y sino lo tienes claro, tienes claro que no lo tienes claro con lo cual lo tienes claro, así que nos valdría como respuesta ''no lo tengo claro''. El caso es conocerse unx mismx y sino te ha dado por hacerlo te invito a que lo hagas, el autoconocimiento es la clave de la libertad y eso conlleva a la felicidad... 

Lo que quiero decir es que es importante que sepas quién eres y que es lo que te gusta y que no... y que cuando inicias conversación con alguien, hables desde dentro, desde la autenticidad y que no pretendas ser lo que no eres. 

Cuando alguien se adentra en el mundillo sin saber nada se crea unas expectativas y luego se lleva ciertas sorpresas, pues bien, por estos lares como se suelen basar en relaciones no tradicionales se da mucho el tema del poliamor, palabra muy de moda hoy día, para mí ya está hasta pasada, dentro de poco se inventarán otra parecida...

Te puedes encontrar relaciones de a tres o de a cuatro... donde los implicados lo saben, están de acuerdo y todos disfrutan. Otras parecidas se dan donde también hay implicados más de dos pero en este caso quién manda es el amo y las sumisas acatan (les guste o no) porque se supone que son las sumisas y quién manda es el amo (si esto os llegara a suceder y no estáis de acuerdo no lo permitáis, todas las personas tenemos nuestros límites y lo fundamental es estar a gusto en la relación sea cual sea y si es más fuerte el dolor que el bienestar pues a empezar a plantearos cosas, las relaciones no se viven para sufrirlas...).

Es aconsejable (y yo no soy de dar consejos porque ya somos mayorcitos y cada uno hace con su vida lo que considere) aún así está bien saber que por este mundillo ya no es sólo tener claro el tipo de rol con el que te identificas sino además saber que te puedes encontrar con un dominante/top/spanker (no importa el rol) que te diga que no es de una sola sumisa/bottom/spankee... y a lo mejor te empiezan a hablar del poliamor... jajaaaa 
No quería reírme, me ha salido sin querer... XD

El Poliamor es amar a más de una persona a la vez, con lo cual si te lo planteas ''todos somos poliamorosos''... pero llevado al terreno sexualmente hablando y compartir intimidades de ésta índole ya estamos hablando de otro amor con ciertos matices. También te dicen que por supuesto se pueden dar los celos (obvio) la diferencia está en saber gestionarlo... (jajaa de momento no haré comentarios al respecto)...

En relaciones de poliamor, conozco varios casos, ahora sólo me viene una pareja que realmente para mi son poliamorosos, es una pareja, un hombre y una mujer y a su vez ambos deciden estar con otras personas. Todos entre ellos se conocen y hay buen rollo, y que yo sepa por lo que me contaron no existen los celos... parece asombroso verdad? Pues doy fe que esa relación existe. Y no hay niveles en la relación, son todos iguales. Niveles en el sentido de pareja principal y luego los agregados que se supone que tienen otro nivel...

Conozco otros casos donde no era una relación tan amplia pero sí que se basaba en más de dos y con bastante sentido común también donde tenían que trabajarse el tema ''celos''. Antes me he reído pero es así, hay que aprender a gestionarlos, más bien hay que aprender a gestionar todas y cada una de las emociones que se nos presenten. El tema celos no es nada fácil, en mi caso no lo es, me considero celosa (no lo puedo evitar y en alguna que otra ocasión me he llevado una buena zurra por ello, real como la vida misma, real mi emoción y mi comportamiento y real el castigo...) no me gusta compartir y eso es algo que lo tengo muy claro. 

Por otro lado una cosa es estar en pareja y de vez en cuando meter a una tercera persona al ruedo, y otra cosa es tener más de una pareja donde quedas un sábado con Carmen o Pedro y el domingo se lo dedicas a Raquel o Carlos. El finde siguiente unx de lxs dos te propone irte el finde fuera y se lo dedicas a esa persona íntegramente. Y el siguiente decides dedicártelo a ti y el domingo a lxs amigxs y vuelta a empezar, y por supuesto el finde siguiente toca dedicárselo entero a la otra parte... por Dios que estresssss jajajaaaa 
Pues la realidad es algo así, bueno en realidad hay diversas realidades, ésta es una de ellas, pero más o menos así funciona el poliamor cuando se hace desde la responsabilidad de estar con más de una persona a la vez. Le tienes que dedicar tiempo, atención, mimos, cuidado... a todxs por igual sino no te impliques, o lo haces bien o no lo hagas. Y aún así pueda que exista algún que otro malestar, es de lo más normal del mundo, puedes creerte que eres una cosa y cuando lo vives te das cuenta que ese mundo no está hecho para ti. En mi caso no hace falta que lo viva, sé que no soy poliamorosa.

Mi modo de verlo es que ya de por sí es compleja una relación de a dos como para meterme con una tercera., las relaciones implican un compromiso y si es poliamorosa también con lo cual la situación puede complicarse por demás. Hay ocasiones en la que lo llaman poliamor cuando quieren decir polisexo, relaciones a varias bandas y sin compromiso alguno, la libertad sexual de toda la vida vamos, no es nuevo. Lo único que ahora lo tiñen con esta palabra y suena mejor y no sé porqué teñirlo la verdad..., cada uno tiene la relación que quiera tener. Importante ir con la verdad por delante siempre, de ahí lo que comentaba al principio de tener las cosas claras de lo que se quiere y de lo que no. Que luego podemos cambiar de opinión por el camino pues claro!! Cuando llamamos a las cosas por su nombre la comunicación es más clara, sincera y se pueden evitar daños innecesarios.

En ocasiones la relaciones se abren porque la persona con la que estás no te da algo que tú necesitas y lo buscas fuera de la relación, entonces pasa de ser monógama a ser abierta que no tiene porqué ser poliamorosa porque el poliamor implica otras cuestiones de responsabilidad que no todos quieren asumir y obviamente no es lo mismo jugar con alguien en un momento puntual que no implica nada a tener dos relaciones con diferentes personas.

Y me estoy refiriendo en todo momento cuando las cosas se hablan y se amplia la relación o no pero siempre con una conversación de por medio, sino estaríamos hablando de engaño, mentiras, cuernos, o como lo quieras llamar.

Hay personas que no pueden estar con una sola y lo sienten así de siempre, su condición es esa, digamos que nacieron así. Hay otras que han pasado a vivir en una relación abierta por circunstancias de la vida, otras que disfrutan viendo a sus parejas en manos de otras personas. Otras que no les mola nada que su pareja tontee, juegue o esté con otra persona que no sea él/ella. Somos tantos y tan variopintos que catalogarnos a todos y ponerle nombre a todo es complicado.

En mi caso lo tengo claro de siempre y en estos momentos de mi vida más todavía. Siempre he sido monógama y cuando he flirteado con más de uno ha sido porque no estaba dentro de una relación de pareja. Aún así me quedo con la monogamia sin dudarlo, ¿Por qué? porque estar con alguien que sabes que no está con otras personas y que tampoco lo busca me da una tranquilidad y una confianza tan grande que no tengo palabras para expresar la calma interior que siento. La Paz mental es uno de los grandes valores de mi vida personal y no lo cambio por estar con más de uno. Las personas somos libres para estar con quienes queramos estar y yo decido estar con alguien en concreto y esa persona me ha elegido a mí, desde la libertad, sin posesión, no nos pertenecemos el uno al otro, sólo que decidimos compartir nuestra vida juntos sin más misterio que ese. 

Algo muy típico que me preguntan o se suele decir cuando vives en monogamia es si una persona te puede dar todo. O que no es posible dar con alguien que te lo de todo. Mi respuesta a esto es que si estoy con alguien es porque me da todo lo que quiero y necesito en estos momentos con lo cual sí me lo está dando. Dure la relación lo que dure... ahí no voy a entrar porque es algo que no se puede prever, aún así sea el tiempo que sea estoy con esa persona y no necesito estar con más, así lo siento y así soy.

Que cada uno actúe y lleve la vida en monogamia o en poliamor o en relación abierta o de otras formas posibles, da igual, nada es correcto ni incorrecto, sino la honestidad e integridad con unx mismx.

miércoles, 4 de marzo de 2020

Spankee o Bottom




Aparentemente se parecen ambos términos aunque no diría que son lo mismo.
La etiqueta Bottom la casan con el Top, Top/Bottom y a la Spankee con el Spanker, y es lo mismo Top que Spanker? pues no, tampoco diría que es lo mismo, un Top no tiene porqué considerarse Spanker ni porqué gustarle el spanking... aunque ambos Top y Spanker son los que mandan (cuando se les cede la autoridad) aún así, tampoco son lo mismo.

La persona Top es la que está por encima, arriba, la que domina y la que está por debajo, la que está siendo sometida es la parte Bottom.
También en el mundo homosexual se denomina Top a la parte activa y a la pasiva Bottom. Estos términos los identifico más con una terminología americana que otra cosa y también claro está, puede ser  tema de las ''modas''... 

La palabra ''Bottom'' para mí se identifica más con términos bedesemeros donde pueden darse lugar a gustos más relacionados con lo kinki o bien con la sumisión de una manera más amplia sin tener porqué llegar a identificarse como sumisx o que no se llegue a vivir en la D/s, o sí... dependerá de cada persona.  Luego como cada uno lo sienta realmente y lo lleve a cabo es lo que vale. 
Bottom es una definición que abarca más amplitud, entrarían más cuestiones que sólo spanking, a parte que a la parte bottom tampoco tiene porqué gustarle... digamos que es un término más generalizado, no es tan concreta como la palabra Spankee, que es lo que es, palabra simple, clara y concisa, tal cual.

Spankee, persona que le gusta recibir azotes en el culo, especifico que es en el culo porque en mi caso lo veo así, pero si te gusta recibirlos también en la espalda, muslos o en las tetas por ejemplo y te consideras y sientes spankee pues bien también. Sólo escribo en relación a mi gusto y como yo lo vivo, no existe una única cuestión con lo cual nada de lo que digo tiene que ver con lo absoluto, todo dependerá de las gafas que cada uno use para verlo y sobre todo como más le guste vivirlo.

Desde que descubrí la palabra spankee me identifiqué con ella de inmediato porque me define tal cual soy en esta parcela y es muy específico con lo cual no la cambio por la palabra Bottom.

Por otro lado hay personas que prefieren no etiquetarse por lo de ''lo que te define te limita''... en mi caso y en relación a mi gusto específico por los azotes sí me defino y si me limita pues que me limite jajaaa (en otras facetas de mi vida prefiero no definirme en ésta concretamente sí quiero hacerlo y lo hago).

Y sí, la parte spankee también está abajo, es la persona que recibe los castigos, los azotes y es la que cede el control, sí. Aún así para mí no es lo mismo definirse de una manera u otra. Hay diferencias entre una Bottom y una Spankee y la mayor de todas es en lo que comentaba más arriba, el término Bottom es como un gran abanico de posibilidades, pueden entrar  diversas maneras de llevar a cabo la sumisión, y aún así no darse el spanking...
En cambio el término Spankee está más definido, hay siempre spanking sí o sí, es el eje de todo encuentro. 

Importante definirse unx como mejor lo considere, como si se quiere utilizar varios nombres, eso ya va a gusto de cada cual, como si prefieres no etiquetarte.
Eso sí, si decides identificarte con uno en concreto para mi es vital que tu etiqueta acompase el significado de la misma para que no confundir al personal...

martes, 21 de enero de 2020

Tipos de azotainas





En cierta ocasión en una conversación que mantuve en relación a las azotainas, me dijeron que la palabra en sí ''azotaina'' no estaba dentro del bdsm porque según esa persona el término ''azotaina'' es algo que se utilizaba antiguamente para castigar a los niñ@s... Y en el Bdsm se habla de spanking...

Y todavía hay gente que se sorprende cuando digo que no me considero bedesemera? jejee
spanking es una palabra inglesa que traducido al español es ''azotaina'', con lo cual spanking y azotaina es lo mismo. Ahora, que cada uno lo llame como quiera.

Obviamente no es lo mismo escuchar ¡Te estás ganando una buena azotaina! que escuchar ¡Te estás ganando un buen spanking!... pues no! no es lo mismo... A cada uno le pondrá el entender lo que le están diciendo, o por lo menos a mi me pasa. 

Y siguiendo el hilo del título quiero hablar de los tipos de azotes que puede haber, es algo que podemos leer en muchas entradas en diferentes páginas, me repetiré un poco más aunque a mi estilo.

La más típica y de la que más se suele hablar es la de castigo/punishment.
Son las más duras porque es un castigo real aunque estés dentro de un juego, se suelen dar cuando por ejemplo te has saltado una norma o un consenso que tengas con la persona con quién mantengas este tipo de relación/intimidad. O si tienes algo prohibido y lo haces igualmente, o prometes algo que no cumples, o ya estás cumpliendo un castigo y te lo saltas... o porque tu comportamiento vaya sumando un cómputo de acciones y la conclusión final que saque quién mande sea la de un castigo en toda regla. Luego está también en que el castigo podría ser leve, moderado, duro o muy duro, allá cada uno con sus límites e imaginación a la hora de llevarlo a cabo.

La intensidad en este tipo de azotes es más bien alta desde casi el principio y se suelen usar instrumentos que no se suelen usar, me refiero el tener alguno específico para este tipo de azotes como ritual.

En este tipo de azotainas luego no hay premio... se supone que es un castigo real... todos los azotes son reales sea del tipo que sea y más en concreto en los de castigo más todavía.

También nos podemos encontrar con las azotainas eróticas, yo las describiría como azotes no muy fuertes o sí... jajaa dependerá de la resistencia de la persona que lo recibe, porque si son muy suaves y la persona tiene aguante pues es posible que no sienta nada si se le da muy light. 
Se suelen alternar azotes con caricias, las caricias tanto en el culo como en los genitales y se suele terminar con final feliz, a diferencia de los de castigo. 

Colgué un vídeo donde representaba este tipo de azotes, para quién no lo haya visto o quiera volver a verlo podéis verlo ⇒ pinchando aquí

Igualmente podemos encontrarnos con las terapéuticas se suelen llamar así aunque yo no sé muy bien como llamarlas... quizás las llamaría mejor azotainas emocionales de descarga y relax. En todas las azotainas está claro que descargas y que terminas relajad@ o por lo menos a mí me suele pasar, pero con éstas más en concreto son más dadas a ello, ya que se suele terminar llorando y con el llanto se liberan tensiones y emociones retenidas con lo cual son más liberadoras, en el caso de necesitarlas. 

Y no nos olvidemos de las azotainas de Role Play donde cada uno juega un papel, que pueden ir desde el profesor/a-alumno/a, jefe/secretaria, hasta papi o mami/hija o hijo... Los diferentes personajes dependerán de los gustos de cada cual, pueden ser infinitos. Este tipo es muy dado verlo en los diferentes vídeos de spanking, yo diría que es lo más típico que os vais a encontrar.

Incluiría las  azotainas personalizadas, que son de carácter personal donde cada uno las lleva a cabo con sus gustos propios. Y no se tiene porqué jugar a las que acabo de describir, cada uno lo vive a su manera y como más le guste.

Al final el juego sale sólo, creo que a veces nos complicamos demasiado y no hace falta. Cuando dos adultos se juntan y se quieren los azotes los habrá, de una manera u otra pero lo habrá. Importante hablarlo para dejar las cosas claras antes de.  
Es más fácil de lo que nos imaginamos, lo que pasa que al principio al no conocer al otro/a se necesita de un rodaje como todo en la vida. Lo importante es que con quién estés te sientas a gusto para vivirlo y experimentar en todos los sentidos, y una vez se da, el juego sale sólo... 
Lo mejor para mí es la naturalidad y no forzarlo, los azotes terminan saliendo, por supuesto tiene que haber ganas y llevar la energía a ese estado, obvio. Y claro está casar con la persona con quién vas a dedicar tu tiempo y dedicación... 
Por lo demás a disfrutarlos sean del tipo que sean!!!!


martes, 14 de enero de 2020

Eventos y Fiestas



El otro día mantuve una conversación con alguien dónde me decía que tenía ganas de conocer a alguien para iniciar una relación, me dijo que al no ir a eventos y a fiestas del mundillo se veía como más limitado en este sentido a lo que le dije yo que ir a eventos y fiestas bedesemeras no era sinónimo de poder encontrar pareja ni mucho menos. Al igual que cuando te mueves por ambientes vainillas tampoco lo es para las personas tradicionales.

En los eventos te vas a encontrar de todo, y cuando digo de todo es porque hay de todo. Empezando porque cada fiesta es un mundo y hay temáticas para todo tipo de gustos. También cuando estás empezando y no conoces a nadie ir puede resultar difícil para personas más introvertidas, no es fácil así de entrada. 

En mi caso no es que vaya mucho de fiestas por estos lares aunque algo conozco. Hay eventos en los que se mezclan diferentes ambientes, me refiero en concreto a unas específicas donde unen al mundo kinki, con el mundo swinger, con el mundo bedesemero, mundo CD/TV (Cross-Dresser/Travestie) y el mundo gay, todo junto y mezclado. Pueden resultar interesantes en el sentido que ves de todo y puedes encontrar a personas con diferentes gustos a los tuyos y sólo por conocer algo distinto a lo habitual puede resultar atractivo así de entrada, luego la experiencia de cada uno es de cada cual. La mía en particular en este tipo de fiestas en concreto es que ha habido veces que me he divertido y me ha gustado poder estar y otras que directamente no. Lo mejor desde mi punto de vista es probar si os llama la atención y que la conclusión la saquéis por vosotros mism@s porque cada persona tiene sus propias vivencias, todas distintas y no se tiene porqué coincidir.

También os podéis encontrar eventos relacionados con el Femdom y más en concreto con el fetichismo de pies, que es lo que más conozco dentro de la dominación femenina. Hasta ahora y mi experiencia en este terreno es que me he encontrado personalmente muy a gusto siempre, también puede ser porque directamente conocía a las personas que lo organizaban y daba pie a sentirme como en casa. Sólo en una ocasión no me gustó la organización (no los conocía) y no repetí en sus posteriores eventos.

Y en relación al spanking que es la base de mi blog pues obviamente también hay, aunque como en mi caso en particular mi filosofía a la hora de vivirlo no casa con este tipo de fiestas pues no diré mucho más al respecto, pero haberlas haylas. Ya expuse mi opinión en esta entrada ⇨ No pongo el culo (es por no  repetirme con lo mismo).

Siguiendo con el hilo de la conversación, le comenté que desde mi punto de vista en las fiestas se puede ir a hacer vida social, a curiosear ya estés dentro del mundillo o no (hay parejas vainillas que van por ver cosas distintas para ampliar su vida sexual). Hay personas que van pensando que se van a encontrar a otras con quién jugar (la respuesta es que sí o que no, depende). Hay otros que van buscando sexo, creen que lo pueden tener en este tipo de eventos (lo digo porque a mí personalmente me lo han preguntado) y la respuesta es que no. Otra cosa es que seas kinki y con alguien también kinki puedas follar en algún rincón (aunque os digo así de entrada que no es lo habitual, pero verlo también lo he visto). Si buscas follar directamente te puedes ir a locales de intercambio/swinger.

Si tu intención es encontrar a alguien con una finalidad más allá de todo esto pues, puedes encontrarlo, no digo que no, y si alguien ha conocido a su pareja en una fiesta/evento o en un local de Bdsm me encantaría poder leerlo en un comentario del post.
Mi visión es que es un pelín complicado (aunque no imposible). Los perfiles que conozco hasta ahora que se dan más en este tipo de ambientes van desde personas casadas que van a disfrutar sólo de ese momento y no buscan nada más allá, o buscan vivir el mundo del bdsm fuera de su matrimonio sin intención de dejar a su mujer o marido. Personas solteras que sólo buscan jugar y no buscan emparejarse. Otros sólo les apetece charlar e intercambiar conversación, otros van porque tienen ya su círculo de amigos y se reúnen en este tipo de fiestas o locales. Y habrá más motivos para acabar yendo a una fiesta, obviamente.

Mi vivencia con respecto a este mundillo y forma de verlo es que cuando yo salí al principio a investigar por estos lares (no me refiero a los eventos ni a las fiestas) lo que realmente quería en ese momento era un spanker y experimentar. Os puedo asegurar que spanker interesantes en mi vida los puedo contar con una mano y me sobran dedos. Para mí no es casar con un spanker es conectar con el otro, a estas alturas me trae sin cuidado si es spanker o no, realmente el mundo bedesemero o el mundo oscuro (como cada uno lo quiera llamar) me es indiferente porque yo me relaciono con las personas no con sus roles. 
Se puede encajar perfectamente con alguien que no viva el bdsm al igual que no se tiene porqué encajar con alguien que tenga tu rol contrario. En la actualidad veo muy claro que es así. 

Entiendo que algun@s de vosotros o echéis las manos a la cabeza pensando: ¡Esta chica está loca! ¿Cómo le voy a contar a alguien 'vainilla' mi gusto sexual? Pues bien, muy fácil, contándoselo! Habrá quiénes cuando reciban la información sientan curiosidad y ganas de probar y otr@s que obviamente no, porque no todos somos iguales y no todos tenemos las mismas necesidades, inquietudes y formas de ver la vida. Pero os puedo asegurar que podéis conocer a alguien que de entrada no tenga información de este mundillo y que nunca se hayan planteado otra sexualidad diferente a la vivida hasta ahora y que cuando le plantees tus gustos abra su mente y le apetezca probar y entrar en el juego, simplemente porque le gustes y lo que quiere realmente es conocerte a ti como persona (incluido tus gustos).

Cuando te relacionas sexualmente diferente a lo tradicional no tienes porqué buscarlo siempre dentro del ambiente bedesemero o limitarte a las páginas dadas a ello o a eventos o locales. También hay otras formas de relacionarse,  si abres horizontes y te relacionas desde otros lugares te podrías llegar a sorprender. Y repito no es fácil dar con alguien afín a ti en muchos sentidos, quizás la clave está en no tener prisa, en confiar en la vida y en saber que lo que es para ti te encuentra!!

viernes, 10 de enero de 2020

El mejor inicio del año (Relato)





Autor: Pablo

Tras dejar la habitación del hotel lista, bajé al café en el que había quedado con Carla. Era el segundo viernes de enero y ya era noche cerrada en Madrid a las 19:00. Me senté en una mesa apartada, pedí un capuchino y me dispuse a esperar a que ella apareciera por la puerta, sería fácil reconocerla con su nuevo peinado rubio y su pícara sonrisa.

Durante los últimos dos meses habíamos estado hablando, divagando sobre la vida, el crecimiento personal y nuestras experiencias con el spanking y yo, particularmente, me había imaginado ese encuentro de 100 formas distintas, pero en ninguna me había acercado a intuir los nervios y la excitación que estaba sintiendo en ese mismo momento. Excitación que Carla se había encargado de incrementar haciéndome esperar por más de 20 minutos sin ni siquiera avisar de su retraso. Cuando por fin apareció, llevaba un precioso vestido negro con enormes rosas estampadas, el contraste de rojo y negro era muy apropiado para aquella noche.

En cuanto la ví, me levanté y me acerqué ya que ella no veía bien donde estaba, la apartada mesa cumplía su función. Su mirada era tierna, se le notaba cansada, el cansancio acumulado de una larga semana de estudio, también cierto nerviosismo a la hora de saludar. La besé la mejilla, le acaricié la espalda mientras la abrazaba le señalé el camino a la mesa. No pude evitar bajar la mirada cuando se dirigía hacia nuestra mesa, el vestido resaltaba una hermosa figura y, sobre todo, un precioso trasero que movía con elegancia.

Carla se sentó y observó mi taza vacía, con picardía preguntó si llevaba mucho tiempo esperando a lo que elegantemente, pero con severa mirada le respondí que unos 20 minutos, ''desde la hora que fijamos'' añadí, a lo que respondió con un ''lo siento'' entre dientes y agachando la mirada. Pidió un té Chai y yo un segundo capuchino y comenzamos a hablar y nos pusimos al día sobre nuestra historia personal, como habíamos descubierto nuestra pasión por el spanking, cómo habíamos abierto nuestra vida al crecimiento personal, la gente que había pasado por nuestras vidas.  Y el tema más importante, que ya habíamos hablado por whatsapp, la decisión que juntos habíamos tomado de que yo me conviertiera en su mentor para ayudarla a dar lo mejor de sí en dos facetas; su oposición y el estudio del inglés. Hoy sería su iniciación.

Cuando llevábamos más de dos horas y nuestras sillas eran las únicas que aún no estaban encima de las mesas, decidimos respetar el deseo de cerrar la cafetería y nos fuimos del lugar camino al hotel. Había 3 grados en la noche madrileña y cuando salimos del café, Carla se agarró de mi brazo buscando calor, me encantaba sentirla cerca de mí, la sensación de conexión que había experimentado con ella desde el primer día era difícil de explicar y, por fin, se materializaba en contacto físico.

Cuando entramos en la habitación, Carla rápidamente se pudo dar cuenta que estaba todo preparado; la silla donde la tumbaría en mis rodillas y, encima de la cama, un cepillo de madera y un cinturón de cuero. La verdad que había pensado en otra opción, que quizá me gustaría más, darle 5 ó 10 azotes de pie al entrar y mandarla al rincón mientras preparaba todo... Pero sabía que tendría tantas ganas de comenzar el castigo, que eso sería alargar la agonía innecesariamente y ya habría tiempo para tenerla en el rincón reflexionando.

Me senté en la silla, Carla se disponía a tumbarse boca abajo, pero la frené, con un dulce gesto la cogí de la muñeca y la acompañé a que se sentara en mi regazo. Le pregunté cual quería que fuera su palabra de seguridad y mientras le acariciaba la cabeza, le expliqué porqué iba a ser ese castigo, que ambos queríamos que se esforzara al máximo en el duro año que empezaba y que, si no lo hacía, se encontraría muchos días preparada para recibir un severo castigo. Por último, le di la instrucción básica en todos mis castigos; terminantemente prohibido cubrirse o sobarse el culo sin permiso. Aceptó la norma, la besé en la mejilla y con un rápido movimiento la levanté y la tumbé boca abajo en mis rodillas.

Comencé a azotarla sobre el vestido, alternando nalga y cada 5 ó 6 azotes, repitiendo 2 ó 3 sobre la misma nalga, con ritmo constante, azotes y azotes, sin parar durante un minuto a intensidad de calentamiento. Una pequeña pausa para acariciar, acomodar y continuar, esta vez con mucha mayor intensidad, azotes fuertes, uno en cada nalga durante 3 minutos más, para posteriormente pasar a golpear en el llamado ''sit-spot'', la parte de la nalga que se une con la pierna. Ahí me deleité alternando 5 ó 6 azotes seguidos en la misma nalga que se une, aprovechando que con el movimiento, el vestido se le había subido y estaba golpeando directamente sobre las medias. Tras unos 50 azotes, paré y le pregunté si estaba dispuesta a esforzarse de verdad este año, a atraer a su vida éxito gracias a su trabajo. La respuesta no me pareció muy convincente así que le ordené que se levantara y se bajara las medias y subiera la falda para volver a tumbarse en mis rodillas.

Tenía unas preciosas braguitas de color rosa, el culo aún no estaba muy marcado, se notaba que era una mujer experimentada porque su culo ya tenía buena resistencia. Así que tuve que esforzarme en los siguientes 5 minutos de azotes ininterrumpidos, 2-3 azotes en cada nalga y otros 2-3 en el ''sit-spot'' más algunos intercalados con las dos nalgas a la vez (una de las grandes ventajas de las manos grandes) Eso fueron 5 de los minutos más intensos de mi vida, tenía el corazón acelerado. No sólo por la intensidad del castigo, sino también por la belleza que tenía ante mis ojos. El precioso culo de Carla ya no se diferenciaba mucho de las braguitas, así que era el mejor momento para bajárselas.

Con suavidad se las coloqué alrededor de las rodillas, justo donde se habían quedado las medias, le acaricié el culo y las piernas unos segundos antes de continuar. Era posible que en la calle se estuviera cerca de los 0º, pero en esa habitación hacia un calor muy especial. Mi corazón estaba a punto de salirse y, al bajarle las bragas, comprobé que el culo no era lo único que desprendía calor de ella y me di cuenta que hacia un rato que yo también tenía una buena excitación, en ese momento me avergoncé al darme cuenta que Carla llevaba sintiéndolo en su cadera un buen rato.

Tras un ratito de caricias comenzaron de nuevo los azotes, la mano me quemaba tanto como su culo, pero era el último esfuerzo con ella, así que golpeé duramente otros 2 minutos con la mayor intensidad de la noche y a un ritmo muy alto. Tal fue así, que en un momento Carla trató de cubrirse, a lo que inmediatamente respondí sujetándole la mano y colocándosela a la espalda y soltando 5 buenos azotes en los muslos, ''Recuerda la normas jovencita, no me obligues a golpearte con el cepillo en los muslos!!!''. Mi tono dejaba claro que eso era algo que no toleraría. Muchas spankees no se dan cuenta, creen que protegerse puede aliviarlas, pero no saben que pueden provocar un daño, una lesión en uno de sus dedos que acabe arruinando el encuentro, algo que, obviamente, no iba a permitir.

Tras 5 minutos más de absolutamente severos azotes intercalados con suaves caricias en las piernas y trasero, le ordené que alargara el brazo y me acercara el cepillo de pelo que había sobre la cama lo cual obedeció sin rechistar. Aún no sé había vuelto a dejar caer los brazos al suelo cuando los cepillazos comenzaron a ritmo pausado, nalga a nalga, a veces 2 seguidos en la misma nalga. El cepillo dejaba un picor especial y se podía apreciar en como Carla movía el culo, intentando evitar el golpe y, por primera vez, se apreciaba como endurecía las nalgas antes de cada impacto. Se veía que picaba de verdad, intentó cubrirse un par de veces más, lo que siguió de sus correspondientes 5 cepillazos en cada muslo, lo que hizo que empezara a sollozar. Al final, tras casi 10 minutos de cepillazos, dándole una palmada le indiqué que se incorporara lo que hizo de inmediato llevándose ambas manos al trasero. ''¿Qué te dije de sobarte sin permiso?'' la regañé mientras volvía a tumbarla en mis rodillas de un tirón y le di unos 60 cepillazos más...
''Levántate y espero ahora sepas controlarte jovencita. Es más, quiero que te pongas ambas manos en la cabeza y te arrodilles ahí cara a la pared'', le dije indicando un rincón de la habitación ''El culo bien sacado y la nariz tocando la pared''.

Mientras Carla caminaba hacia el rincón pude observar las marcas moradas que el cepillo le había dejado, el culo debía picar horrores, pero aún así, ella caminaba con orgullo y balanceaba el trasero de forma tremendamente sensual. Cuando se arrodilló y sacó el culo como le ordené, se vislumbraba un foco de humedad entre sus piernas... Entre eso y el precioso trasero estaba a punto de explotar, así que me centré en la siguiente parte del castigo.

''Ahora quiero que tú y yo firmemos un compromiso. Quiero que, en los próximos cinco minutos, en esa posición, busques una frase corta, una idea que implique un gran compromiso contigo misma para dar lo mejor de ti durante este año. Una frase que se grabe en tu cerebro, y cada vez que la recuerdes, sea una auténtica inspiración y compromiso para no postergar y dar lo mejor de ti, ¿Entendido?''

''Sí, Señor'' Respondió, no habíamos fijado norma de protocolo de respeto, pero en el contexto del castigo, que la castigada me llame ''señor'', es una buena forma de demostrarme su respeto y afecto.

A los cinco minutos le pregunté si tenía la frase, a lo que me respondió que sí. Le indiqué que se levantara, me mirara a los ojos y me la dijera. Hasta entonces, no me había fijado en lo mucho que transmitían sus ojos. Cuando llegó a la cafetería los tenía cansados, pero ahora, parecían llenos de vida, un poco irritados por las lágrimas, pero veía en ellos una determinación que me convenció de que esa relación iba a dar pronto sus frutos.

''Me comprometo a dar lo mejor de mí para dejar de postergar el futuro que quiero''

''Genial Carla, me encanta. Ahora, para que la grabemos a fuego, quiero que te tumbes boca abajo sobre el borde de la cama. Pies en el suelo, brazos en la cama. Te daré 20 correazos y tras cada uno repetirás esa frase, ¿Entendido?''

''Sí...'' Carla pensaba que se había acabado, por lo que cuando se dio cuenta que aún quedaba el cinturón, se le olvidó responder con respeto. No pasa nada, pero me resultó gracioso ver la cara de niña enfadada que puso.

Se tumbó como le ordené y comencé a darle los correazos. El hecho de repetir la frase siempre es útil para saber, por el tono de la voz, si la intensidad de los azotes es la correcta. No quería que fueran muy severos, la veía que ya lloraba sin control, pero aún podía controlar la voz para repetir la frase claramente.

Cuando llevaba los primeros 10, me detuve y le acaricié un poco la espalda, me apoyé en la cama a su lado y le susurré al oído lo orgulloso que estaba de su frase y su actitud, la besé en la mejilla y continué el castigo. Los últimos 10 correazos fueron más fuertes, en un momento me imploró que la dejara sobarse el culo, pero no se lo permití, quedaban dos azotes y quería que mantuviera todo el picor hasta el final.

Cuando le di el último, me quedé 30 segundos admirando el culo de Carla, rojo por la parte alta y cerca de las piernas, unas tiras alargadas con un rojo más intenso producto del cinturón y los dos típicos morados que deja la madera en cada nalga. Era precioso, en esta ocasión, el lienzo era la obra de arte.

''Ahora ya puedes levantarte y sobarte el culo''

No dudó ni un segundo, empezó acariciando con mucho cuidado, se giraba para ver las marcas, se acariciaba alrededor de los morados suavemente y, cuando fue haciéndose al dolor, comenzó a sobarse con más ganas. Como spanker, el ver a la spankee sobándose el culo tras una buena azotaina, esa mezcla entre dolor, disfrute y alivio... Es de las cosas más excitantes del castigo.

Me acerqué, la abracé con todas mis fuerzas y la besé en la mejilla. Estaba muy orgulloso de como esa mujer había aceptado el castigo, pero más aún de la determinación mostrada por ella por coger su vida por las pelotas y romper con sus malos hábitos. Para eso estaría ahí, para apoyarla y reconducirla cuando fuera necesario pero, sobre todo, para creer en ella y compartir ese orgullo que me hacía sentir.

Tras un buen rato abrazados, le dije que se tumbara en la cama de nuevo, cogí una cremita que había metido en la nevera de la habitación cuando llegué, la saqué y se la extendí por el culo con un suave masaje. En cuanto Carla la sintió por primera vez, dio un pequeño salto y un gemidito, parecía que el contraste le gustó más de lo que esperaba. Se la froté por un buen rato, hasta que quedó completamente seco el trasero y de nuevo nos fundimos en un abrazo.

''Puedes sobarte el trasero todo lo que quieras ya'' le dije al oído mientras le daba un besito en la mejilla.

''Preferiría que me lo sobaras tú el resto de la noche''... respondió ella con su sonrisa pícara...


Fin